>

14 de diciembre de 2012

Descargar APKs desde Google Play

Muchas de las aplicaciones del market Google Play aparecen como no disponibles para algunos dispositivos: móviles, tablets, etc.  Si se disponen de varios dispositivos, tal y como se ve en la imagen el market indicará en cuales podrá instalarse pero, si sólo se posee uno, la aplicación en cuestión directamente no aparecerá en las búsquedas.  No sé cual es la razón de eso, aunque quizás tenga que ver con las especificaciones del desarrollador a la hora de definir unos requisitos mínimos de los dispositivos en cuanto a capacidad gráfica, resolución, etc.



Sin embargo, si se dispone del fichero de instalación (con extensión .apk) es posible instalar y trabajar con dichas aplicaciones. Para ello es de especial ayuda la herramienta Real APK Leecher, que puede descargarse desde este enlace

Para poder consultar el market es necesario disponer de una serie de datos. Por una parte, las credenciales del usuario dentro del market (la cuenta de google del usuario). Por otro lado, el identificador de un dispositivo android. Si se dispone de un teléfono con Android, para obtener este identificador será necesario acceder a la marcación en el teclado y presionar la secuencia *#*#8255#*#* lo que abrirá una ventana con el GTalk Service Monitor (8255 = TALK en el teclado del móvil)





Una vez apuntado este código (es importante acordarse de que el prefijo android- no forma parte del código) bastará con introducirlo, junto con las credenciales de google en la pestañas de configuración (Accesible vía Menú Edit -> Option (Ctrl+o) )


Hecho esto, ya se pueden descargar directamente los ficheros apk desde Google Play a nuestro equipo y, desde ahí, instalarlas en el dispositivo reconocido por el market como no compatible.



23 de noviembre de 2012

Con la mosca detrás de la oreja

Se dice que uno está con la mosca detrás de la oreja cuando se encuentra en un estado alerta permanente por no tenerlas todas consigo o por estar preocupado por alguna circunstancia.

El origen de la expresión no tiene nada que ver con el molesto zumbido que puede provocar el insecto cuando se acerca a nuestros pabellones auditivos ;)

En este caso la expresión está relacionada con la mecha utilizada para prender los mosquetes para hacerlos disparar, que se llamaba mosca. Los soldados, cuando estaban sobre aviso o atentos a posibles disparos, la colocaban detrás de la oreja para tenerla a mano y tardar lo menos posible en localizarla.

14 de noviembre de 2012

Paraísos fiscales

Todo el mundo tiene una idea más o menos clara de lo que un paraíso fiscal significa: un lugar con una normativa fiscal que, de uno u otro modo, favorece la captación de grandes fortunas y/o radicación de empresas. ¿Cómo? Pues mediante un impuesto de sociedades reducido, facilidades para la creación o destrucción de sociedades, opacidad en cuentas bancarias, escasas preguntas acerca del origen del dinero, etc.

Lo que ya no es tan conocido, o al menos yo desconocía hasta hace nada, es que el origen de la expresión paraíso fiscal viene derivado de un error de traducción. 

Este término se emplea por primera vez en un congreso a finales de los años 30, dentro de una ponencia denominada "Delincuencia de cuello blanco" (que, al menos por el título, podría estar hoy plenamente de actualidad ;)  

El término anglosajón originalmente empleado para designar este tipo de lugares fue tax haven. Según el diccionario merrian-webster, haven en su primera acepción significa puerto o refugio. El mismo diccionario indica que puede entenderse como un lugar  que ofrece oportunidades o condiciones favorables (a place offering favorable opportunities or conditions), que encaja perfectamente en el concepto de paraíso fiscal. Por lo tanto, una traducción literal perfectamente válida podría ser "puerto o refugio fiscal".

¿De dónde proviene entonces el término paraíso? Pues todo parece indicar que se debe un error de traducción derivado de confundir haven con heaven, que significa cielo o firmamento o, en otra de sus acepciones lugar o condición de máxima felicidad (a place or condition of utmost happiness). Siguiendo en esta línea, heaven también puede entenderse como cielo desde el punto de vista de una religión. Es decir, el lugar en que se está en comunión con Dios o el lugar dónde residen las almas (a spiritual state of everlasting communion with God; a state of thought in which sin is absent and the harmony of divine Mind is manifest; the dwelling place of the Deity and the blessed dead) comúnmente denominado paraíso o paraíso celestial en castellano.

Así que parece que es de esta última acepción de dónde proviene el término paraíso fiscal que, a fin de cuentas, tampoco está tan lejos del concepto que se pretende reflejar.

8 de noviembre de 2012

Ataques Tempest

Un ataque tempest es aquel que intenta obtener información a partir de las radiaciones electromagnéticas, vibraciones, etc. que emite un dispositivo.

Así, a primera vista, podría pensarse que es cosa de ciencia ficción. Parece imposible que sólo escuchando las radiaciones que emita un monitor o un teclado pueda obtenerse nada de provecho. Sin embargo, investigando un poco más, resulta que existen estándares que recogen ya las precauciones que hay que tomar para evitar un ataque basado en intercepción de este tipo. Por ejemplo, en el estándar ISO-27002 se recoge que “Se deberían proteger los equipos que procesen la información sensible para minimizar el riesgo de fugas de información debidas a una emanación”.

En este enlace de youtube (Tempest Keyboard Eavesdropping) puede verse un ejemplo práctico de como funciona este tipo de técnicas. En el vídeo un grupo de investigación suizo es capaz de registrar y reconocer las pulsaciones de un teclado situado en una habitación aislada empleando una antena.

Por lo divertido de estas cosas no sólo es verlas en funcionamiento, sino poder llegar a probarlas... ¿verdad?  Una prueba rápida y sencilla puede hacerse a través de Tempest Showroom . Se trata de una pequeña iso (poco más de 1Mb) con la que puede iniciarse un ordenador. Puede grabarse para ello en un CD o bien emplear una máquina virtual (VBox, VMWare, etc.) y arrancarla. Una vez iniciado el sistema y escogida la resolución de nuestra pantalla el sistema basta con seguir estos breves pasos:

  1. Buscar nuestra vieja radio olvidada en algún cajón 
  2. Sintonizarla en el dial a 1500KHz (frecuencia en el rango de Onda Media o AM), aunque la aplicación pemite también escoger otra frecuencia por si únicamente tenéis a mano un receptor FM.
  3. Pulsar la telca <p> para iniciar el programa
Colocando la antena frente al monitor... ¡Sorpresa! Suena la sinfonía "Para Elisa" de Beethoven.

Si esto puede hacerse con una simple radio... no me quiero imaginar lo que puede hacerse con financiación de verdad. 

Si os interesa, el tema hay un excelente informe (aunque data de 2003) de la Universidad de Cambridge: Compromising emanations: eavesdropping risk of computer displays de Markus G. Khun. 

5 de noviembre de 2012

Presentación en sociedad

Por fin! Al final me he decidido! No sin pensarlo antes mucho me he lanzado al mundo de la blogosfera.

Las pretensiones, bien modestas. Disponer de un lugar en el que poder expresar todo aquello que, en un momento dado, se pase por la cabeza. Bueno, que se pase por la cabeza, y coincida con una peculiaridad espacio-temporal que implique que disponga del tiempo necesario para poder publicarlo ;)

Así que mi intención es ir añadiendo poco a poco cosas que me resulten de interés, sin que necesariamente haya un patrón marcado. Principalmente relacionadas con mi trabajo o mis inquietudes. Así que espero no sean de extrañar entradas relacionadas con la programación, la seguridad informática, la fotografía o la lectura.

Desde siempre soy un gran amante de las frases hechas y, como todos sabréis, de bien nacidos es ser agradecido. Así que este primer post va dedicado a todos aquell@s que, de aquí en adelante, lleguen a este blog buscando información, respuestas o simplemente perdidos.

Esperando que lo que encuentren sea de su interés, muchas gracias por adelantado y esperamos vernos pronto de nuevo.