>

2 de junio de 2018

SaalDigital: prueba de producto FotoCuaderno


Pues los amables chicos de Saal me han ofrecido la posibilidad de probar otro de sus productos, en este caso el Fotocuaderno. Y como cada vez me gusta más ver las fotos impresas en lugar de en el monitor y como no sé decir que no... pues aquí está la opinión prometida a cambio.

El proceso de descarga del programa, maquetación y realización pedido del producto no varía del realizado en los productos anteriores los pedidos anteriores (aquí, aquí y aquí) así que directamente voy a comentar lo que me ha parecido el producto final en sí.

Fotocuaderno: acabado final
Saal ofrece diferentes tamaño de fotocuaderno, desde 10x15 hasta 30x42, teniendo también la posibilidad de formatos cuadrados. Tenía en mente algo en formato manejable, más que los últimos fotolibros realizados, así que me decanté por un tamaño de 13x18. El número de páginas no será un problema, pues se puede escoger entre 18 y 80.

Para el fotocuaderno se ofrecen 2 niveles de acabados: el papel premium mate y la impresión artística. Ya que en uno de los pedidos previos no me había convencido demasiado el acabado mate, opté por el acabado premium. Y, muy a mi pesar, he de decir que tampoco me ha convencido del todo.

El papel tiene un ligero relieve que en algunas fotos (e.g. blanco y negro) queda francamente bien, pero no ocurre así en todas. Además, he apreciado que las sombras de las imágenes salen considerablemente más oscuras que lo que se ve en las fotografías originales. Este hecho se ve todavía de forma más acusada en las imágenes de fotografía nocturna, dónde se hecha en falta una mayor graduación en la escala de negros pues se pierden bastante detalle.


En los cielos oscuros se echa en en falta mayor detalle
Las sombras se ven más oscuras y planas.
A pesar de este hecho, las hojas tienen un tacto agradable y se ven resistentes. Las imágenes impresas a página completa lucen muy bien, aunque a la hora de la maquetación hay que tener cuidado con la ubicación de la encuadernación en espiral .Las posibilidades del programa de edición son amplias pues permite cambiar portadas, diseños, añadir texto, imágenes, máscaras. etc. Tal y como indiqué anteriormente, sobre todo en las imágenes en blanco y negro parece ofrecer sus mejores resultados

Las imágenes en b&n quedan francamente bien
Además, el producto viene con una sobrecubierta y última página en plástico, lo que ayuda a proteger tanto la primera como la última página.

Otro de los puntos negativos es el tiempo de envío. Desde que llega el correo de que el pedido se ha enviado hasta que se ha recibido han pasado aproximadamente 10 días. Parece un tiempo excesivo para los tiempos que corren en los que todo se ofrece de forma prácticamente inmediata. Sin embargo, lo pongo en cursiva por una razón y es que en los pedidos realizados a Saal de forma personal (sin cupón promocional por medio) este tiempo ha sido significativamente inferior.

En resumen: el nivel de detalle de la impresión en mate sigue sin convencerme. Las fotos salen ligeramente más oscuras de lo deseado y se observa cierta falta de detalle. Quizás esto no sea aceptable cuando se buscan niveles de acabado profesional pero, para una exigencia normal o particular, como es mi caso, considero que es más que suficiente.

No sé si no se ofrece por alguna razón particular, pero yo recibiría encantado la opción de poder incluir en este mismo formato las hojas con un acabo de impresión en brillo.

En cuanto al formato en sí, se ajusta perfectamente a lo que ofrece y a lo que yo buscaba: fácil de ver, fácil de enseñar, fácil de trasladar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres opinar sobre esto? Adelante y gracias por tu partipación.